1 de junio de 2011

The Good Wife Bloggers Day: El Piloto

Esta entrada hace parte del The Good Wife Bloggers Day que hemos acordado un grupo de seriéfilos que amamos la serie y deseamos que cada día más personas se contagien de nuestro entusiasmo y admiración por ella.

Juzgar por las apariencias es algo que todos hemos hecho. Por eso nunca olvido una vieja lección de universidad: a mayor número de datos, mayor objetividad. Eso en mi cabeza siempre ha querido decir que para saber cómo es una cosa, primero hay que conocerla, llenarse de datos. Luego hasta podrías llegar a quererla.

Cuando me aproximé al piloto de The Good Wife en septiembre de 2009, ya había leído por ahí que era un simple procedimental de abogados. Y encima, de la CBS. Entendiendo que, para la muchachada seriéfila, las palabras "procedimental" y "abogados" eran una mancha, un signo de que había que correr en dirección contraria. Pues bueno, a mí las dos palabras no sólo me gustaban mucho sino que resistirse a ver a Julianna Margulies en una serie (después de extrañarla por varios años desde que salió de E.R.) era una tarea muy difícil de realizar. Así fue que me dispuse a conocer a esta buena esposa antes de criticarla. Y así fue como llegué a quererla también.



El piloto inicia con una magistral secuencia que pone en contexto el universo del que parte el conflicto de los personajes principales. Peter Florrick, hasta entonces procurador del condado, anuncia ante los medios de comunicación su renuncia del cargo para hacer frente a las acusaciones por corrupción y al escándalo sexual de haberse acostado con prostitutas; y para expiar sus fallas personales con su esposa, Alicia, y sus dos hijos. A su lado, por supuesto, está ella, la buena esposa que le da la mano para entrar al salón hasta el mismo momento en que él empieza a hablar.


La cámara entra con ellos hasta que chocan de frente con un mar de flashes de fotógrafos y micrófonos de periodistas, cada sonido es potenciado al máximo para hacernos sentir en la atmósfera de ese momento de vergüenza para ambos. En ocasiones, los planos pasan a mostrarnos cómo se está viendo la rueda de prensa por televisión, detalle que hace que no olvidemos ni un momento que esto se trata de un asunto público. La cámara enfoca a Peter pero luego se queda únicamente con Alicia, los periodistas se han fijado en ella, en su cara pálida y perturbada; ella los mira también pero sobre todo mira a Peter, aguantando mostrar lo que siente y piensa, aguantando tal vez las lágrimas, imaginando a su marido en la cama con la otra, viendo cómo dos gruesas gotas de sudor resbalan por su sien. Los flashes continúan, la luz aturde, ella mira su mano, la pelusa en el traje… tienen que verlo porque es sencillamente precioso. Es más, si quieren ir a ver esta secuencia y dejar el resto del post para después, ¡háganlo! Porque no quiero contarles lo que sucede inmediatamente a continuación y que considero la primera cosa que conocemos de Alicia y que marcará el nuevo camino que empieza para ella.




Porque si la serie fue juzgada desde antes de conocerla bien, lo mismo pasa con el personaje de Julianna Margulies: no hemos visto sino la punta del iceberg y todo lo que tiene para ofrecernos yace escondido detrás de la cara y fama de una buena esposa.


El banquete está servido después de esta secuencia rodada y montada limpiamente, la calidad técnica de la serie es un punto a su favor desde el piloto y no hace sino reflejar la elegancia y el buen gusto con el que es hecho todo en ella. Desde el guión y la construcción de los personajes, hasta la sutileza de una buena metáfora audiovisual, un plano bien elegido, y una increíble combinación de humor, romance, drama e intrigas políticas que entretendrán a gente de todas las edades. Así que si se deciden, pueden ir invitando a otros miembros de su familia a seguirla.


El piloto es eficaz en presentarnos a los personajes y la situación en la que se encuentran, incluidos los secundarios que acompañarán a Alicia en la firma en la que entra a trabajar como abogada seis meses después, apoyada por uno de los socios mayoritarios, Will, su amigo de la universidad. Y aunque ella será una especie de favorita de éste, no tarda en encontrar un discreto apoyo de parte de Diane, la otra socia mayoritaria, quien le lanza un certero: “los hombres pueden flojear, las mujeres no”. Y con esto se inaugura uno de los puntos fuertes de la serie: la lúcida mirada sobre el universo y la complicidad femenina y la historia de una mujer que debe cambiar la percepción que se tiene sobre ella, que no es otra que la percepción que se tiene de todas. De todas las que no conoces bien. Porque una vez te pones en los zapatos de Alicia, todo fluye suavemente, sus formas de actuar y callar empiezan a tener sentido.


El primer caso que le es asignado (pro-bono) es el de una mujer acusada de matar a su marido y durante todo el episodio vemos cómo desarrollan, investigan y defienden el caso en la Corte, la misma que no pisa Alicia desde hace 13 años. Todo esto mientras observamos y casi padecemos las constantes alusiones a la figura de su marido y lo que ella representa al seguir casada con él. Lo vemos por todas partes: en la televisión, en Internet, en el abogado al que se enfrenta y que le pregunta por Peter, en el juez recordándole que no es amigo de su esposo. Alicia ha heredado a los enemigos de su pareja, incluyendo a su remplazo: el nuevo procurador, Glen Childs. Pero como bien le dice en su propia cara: si se preocupa por Peter, es porque obviamente nunca ha hecho enojar a una mujer antes, como por supuesto ella lo está después de que él expusiera a sus hijos a ver el video sexual de su marido por televisión.




Queda claro en este primer episodio que trama serializada y casos autoconclusivos se mezclarán continuamente, pero atención: Alicia habla con la acusada y la instruye: "Ponte maquillaje y vístete bien, aunque no tengas ganas. Oblígate a ti misma. No para la Corte, para ti. Son las cosas superficiales las que importan en este momento". Y Alicia, con esa frase, nos habla de sí misma. Es lo que tienen las series procedimentales cuando están bien escritas: todo está en función de algo y "el caso de la semana" siempre está arrojando pistas y dejándonos saber más sobre los personajes y sus relaciones.


Así como sus asuntos personales y familiares se entrelazan con la trama autoconclusiva, así mismo a veces sus relaciones privadas (como la de ella y su marido) ayudan a resolver el caso de alguna manera. Pero las dos cosas viven en un constante contrapunteo a lo largo de todo el piloto (como será a lo largo de todos y cada uno de los episodios), mostrando lo público y lo privado en el orden en que se sucede cada cosa.


Y para ese momento ya se ha ganado la simpatía de Kalinda, quien en adelante será la mayor colaboradora de Alicia en su trabajo y en esta nueva vida que inicia. ¿En qué consiste el perdón? ¿Hasta dónde puede llegar la vergüenza? ¿Puede alguien superar los prejuicios de los demás y reconstruir la imagen que se tiene hasta de sí mismo? Como he dicho antes, esta serie no va sobre la vida después de la muerte, pero sí sobre la vida después de la humillación y para mí eso es tan desafiante como los viajes entre universos paralelos.


Con el marido en la cárcel, a punto de apelar y salir libre bajo fianza, nos quedamos con una Alicia que ya ha salido al mundo y que no está segura de querer que todo vuelva a ser como antes. ¿Qué pasará ahora? Sólo les falta a ustedes averiguarlo.


Los invito a leer todas las entradas del The Good Wife Bloggers Day:

Serieína: Portada
Con series y a lo loco: Personajes secundarios

PD: Revisionar el piloto hizo que me enamorara AÚN MÁS de la señorita Kalinda Sharma (Archie Panjabi, quien ayer estuvo de cumpleaños).


15 comentarios:

  1. Desde el piloto, The Good Wife ya deja claro que no es exactamente lo que parece. A mí me sirvió para engancharme, desde luego.

    ResponderEliminar
  2. El contraste de la Alicia que vemos en el piloto y la de los siguientes episodios es sencillamente brutal. No me acordaba ya del consejo que le da a la acusada.

    Y tanto que empieza dudar de si quiere volver a lo de antes o no. La Florrick disfruta con su nueva vida, y hasta deja entrever hasta qué punto su marido puede convertirse en una carga para ella misma.

    ResponderEliminar
  3. Grandioso análisis del piloto, que ha potenciado aun mas si cabe, las ganas de revisionarlo, así como la serie.

    ResponderEliminar
  4. Que grande es este piloto, fue verlo y devorar siete capítulos más. La secuencia inicial es soberbia.

    ResponderEliminar
  5. Siempre recuerdo que me la habías recomendado y aunque adoro las series de abogados tardé en verla, no sé porqué y nada! maravillosa serie. Engancha desde el vamos, el piloto me atrevo a decir que es uno de los mejores que he visto y la serie en sí tiene una calidad sensacional para manejar la intriga no solo personal sino también política! Le debo un exhaustivo post en mi espacio y ciertamente la recomiendo cada vez que me preguntan por alguna serie para ver.
    Y te debo el agradecimiento por habermela recomendado!

    ResponderEliminar
  6. Me quito el sombrero con este post. Ciertamente yo fui de la mayoría que huyó hacia el otro lado al leer procedimental y abogados... y no me arrepiento de haberme tragado mis palabras.

    ¿Sabes? Me gustaría que analizaras todos los capítulos, así de fan me has hecho xD

    ResponderEliminar
  7. MacGuffin: Yo quedé enganchadísima y gratamente sorprendida con el piloto. Pero recuerdo muy bien que era casi como un secreto, porque salieron más de 5 a escribir sobre él echando pestes. Nunca lo he entendido, la verdad, ni analizándolo en progresión aritmética puedes decir que es un episodio del montón.

    Jaina: ¿O debo decirte Mar? xD Es brutal el contraste, sí, es genial revisionar los pilotos o viejos episodios por eso, porque ves la evolución. Además, los pilotos siempre se ruedan antes y puedes hasta ver vestuarios (en el caso de Kalinda) que luego se ajustan o desaparecen del todo. La frase a la acusada está en segundo lugar después del montaje inicial en cuanto a las cosas que me dieron a saber desde el principio que la serie era una de las grandes. Y hay varios detalles así en los primeros episodios y casi que en toda laserie. y en House y en Fringe, etc. Yo no recordaba lo de la duda de ella hasta que revisioné el piloto, qué grande eso que dices de la carga. Es casi que simétrico: la buena esposa es la carga para el marido infiel vs. el marido infiel es la carga para la buena esposa.

    Pieman: Gracias. :) Espero que revisiones el piloto. A mí me dieron ganas de echarme íntegra toda la serie. Jeje.

    Rebeca: Qué suerte quienes la vieron en maratón. La secuencia inicial es totalmente cinematográfica. Bueno, y el piloto es como una muy buena película.

    Pabela: Normalmente recomiendo por las personas y por las series. Busco entre las series de calidad y esa información la cruzo con la personalidad de aquel que me pregunta. En tu caso fue The Good Wife porque está llena de elegancia y grandeza narrativa y ahora estoy feliz de que la sigas. No parece, pero eso fue un cumplido para ti. :D

    Minuto 47: :* Ahora ya sabes que todo hay que verlo por uno mismo, a menos que sea un caso extremo de tener que ver 43 pilotos o algo así. Pero normalmente cuando una serie tiene un buen reparto, un productor reconocido (Ridley Scott) yo al menos le doy un vistazo sin preguntarle a nadie. Y me formo mi propia opinión. SIEMPRE. Así siempre tengo la impresión de que no me pierdo de nada. Pero también vale tener buenos amigos que no te dejan pasar por alto las cosas que valen la pena, que también me pasa seguido. :) Ya sabemos que maratonear con algo bueno también es lo máximo. En fin, ojalá tuviera tiempo para analizar cada capítulo (de cada serie), no a forma de review pero sí de ver los 2 ó 3 puntos a destacar de cada uno. Para después no flipar cuando alguien diga en el episodio 23 que se ha aburrido la mitad de la temporada, jajaja. Gracias por aquello de que eres fan, tenía miedo de que me hubiera quedado un post muy cutre. Pero puse empeño en la foto de la secuencia inicial, eso sí. xD

    ResponderEliminar
  8. Nunca pararé de agradecerte que me descubrieras la serie. ¡Qué grande que es! Y el piloto ya apuntaba indicios de que sería culpable de un enganche muy fuerte.

    Saludicos.

    ResponderEliminar
  9. Me decidí a ver anoche el piloto después de leer tu post pero al final no pude porque me venció el sueño, lo acabo de hacer ahora y, como verás por las menciones que te he hecho en twitter, ya soy fan total de Alicia Florrick. Releer tu post al acabar de ver el piloto es una delicia. Desde luego conmigo habéis conseguido el propósito del Bloggers Day, es imposible no amar The Good Wife. Gracias infinitas por recomendarla :D

    ResponderEliminar
  10. Bueno, bueno Ishtar, prepárate para lo mejor entonces jaja!

    Antara: xDD, estas shockeada por descubrir mi nombre jeje! Llámame como quieras :) Me tendré que fijar más en los estilismos de Kalinda, porque no lo había notado si te digo la verdad. Eso sí, las botas son un fijo. Gracias por completar el punto de vista de Peter porque siempre tiendo a ponerme en el lugar de Alicia y me olvido de él (es que le tengo mucha manía xD), pero es muy cierto: a su modo, ella también supone una carga para el desarrollo de él, por muy moralmente cuestionable que éste sea. Aunque luego fíjate cómo Peter, aconsejado por Eli, aprovecha esa circunstancia a su favor para volver a la platea política. Al final Alicia sigue encajando de alguna manera en su vida, mientras que al revés es todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  11. Gran análisis (admito que tampoco recordaba "el consejo"). Me gusta que hayas hablado del apoyo de Diane porque la serie construye especialmente bien todos sus personajes femeninos (excepción hecha de Eli, que me parece grandioso a más no poder). La secuencia inicial me dejó absorta (los efectos de sonido, el montaje y la iluminación, geniales), como el resto del piloto. Y ya fue ver a la Baranski y decir: esta serie va a ser impresionante. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. ¿Cuántos segundos dura la primera escena? Porque esos son el número exacto de segundos que tardé en enamorarme de la serie.
    Y normalmente los enamoramientos platónicos se estropean, pero TGW es diferente, que pasa todo al revés, cada día es mejor.

    Desde luego, con estas ganas de revisionarla desde el principio no voy a avanzar nada con las series pendientes.

    ResponderEliminar
  13. Antara, has hecho un trabajo fantástico con el piloto. Das en el clavo en todo! :)

    Yo todavía recuerdo que empecé a ver la serie en Navidad de 2009, porque había leído un artículo sobre la nominación a los Globos de oro de Julianna Margulies y me dije: voy a ver el piloto a ver si apunta maneras para haber sido nominada. Fue ver la primera escena, y me quedé prendada!

    Sé que muchos destacan que TGW empieza a crecer a mitad de la T1, pero para mí esta serie ya apuntaba maneras desde el piloto. Fuera o no un procedimental legal, había algo que me decía que terminaría calando en los seriéfilos y siendo algo muy grande.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, desde el primer momento te dejan claro que no estás ante "una serie más". Me has refrescado la memoria y te lo agradezco. Gusta echar la vista atrás cuando ya se llevan más de 40 episodios vistos de una misma serie. Te parece que siempre han estado ahí y no es cierto, todo tuvo un principio. Yo The Good Wife es de esas series que a veces veo "duplicadas": primero yo en VOS y luego cuando mi pareja la ve en versión doblada, veo de nuevo algún episodio. Anoche fue una de esas veces. :)

    ResponderEliminar
  15. Que sepas que te odio un poquito. Acabe ya la primera temporada. Estoy totalmente enganchado y con ganas de saber mas.

    De las cosas que mas me alucinan es la facilidad con la que deslizan la chicha gorda entre los casos procidementales. Nunca nada chirria. Todo de una calidad.

    Si te soy sincero Alicia me tiene muy desconcertado no consigo comprender su actitud para con la vida. Me tiene totalmente perdido y lleno de curiosidad para ver por donde va a tirar

    Lo de Kalinda lo dejo para mi mente mejor. Por favor ayyyyyy shhhhhhh

    Saludos. Como siempre un placer leerte

    ResponderEliminar

Comenta, son como vitaminas para mí.